Consejos pa viajar solo

Si bien en mi propia casa soy terrible mamona, cuando viajo me las arreglo como ultra bien sola, especialmente en otros países. Puedo ubicarme lo más bien en el centro de Washington, cuando con cuea sé en qué calle trabajo.
Hoy voy con el nobioh a todos lados, pero en mis días pre-pololeo, alcancé a viajar sola un par de veces, y ambas configuraciones tienen sus ventajas (no lo digo solo pa que los solteros no se depriman)

Viajar solo es una experiencia única, porque conoces el exterior, tanto como a ti mismo; te sientes grande y pequeño al mismo tiempo. La aventura y el riesgo te tira de una forma que no vas a experimentar con la family, pareja o amigos.

Las ventajas de viajar solo como un dedo, es que no hay que preguntarle ni raja a nadie más. Pa empezar, puedes escoger a dónde ir sin que te pongan cara. Además tú decides el presupuesto sin presiones, la fecha y el itinerario (si es que hay uno) Y olvídate de la culpa al llegar y elegir hacer la weá que querai, desde un mini-viaje dentro del viaje, a quedarte en el hotel haciendo siesta porque ya te dio la weá y no estás ni ahí con ir a otro puto museo o ‘a conocer’.

Captura de pantalla 2019-02-04 a las 5.22.40 p.m.

Ya sé qué estai pensando: “pero yo no soy de esa gente espontánea a cagar, no soy random, no vivo aventuras” ¿Tú crees que yo sí? Amika, soy la wna más fome y ameba del universo conocido, y así y todo, fui capaz de andar por la vida en solitario, decidiendo mis vacaciones como si fuera un adulto.
Pero si ya te dio el ataque de ansiedad, sigue estos consejitos:

  1. Sal a comer contigo

    Obvio que viajando soleil soleil vas a comer en el camino o llenar la mochila con sánguches, pero no hay motivo pa no sentarse en un restaurant, tomarse el tiempo y disfrutar una buena comida, con nadie más que tú. No hay culpa en comer solo en un lugar bonito.
    Eso sí, si van a un local que sea más adepto pa familias y amigos, traten de comer en la barra, en vez de una mesa, total el bartender suele ser conversador y tener people-skills. No hagan como yo que cometí el error de ir a un Hard Rock Cafe sola y sentarme en una mesa al centro del local. Tardaron literal media hora en siquiera verme, mucho más en atenderme, más aún en traer la cuenta. Fue sad. Mi gran ‘venganza’ fue pasar por la barra y robarme uno de esos palitos pa revolver tragos con forma del logo (mientras nadie miraba. Hasta pa ser rebelde soy sad)
    Pero eso, escojan un lugar con barra y vayan. Lo rico es que no hay que andar en plan ‘a dónde vamos a comer? de qué tení ganas?’

  2. Observa a la gente

    Si estás junto a la calle, o una ventana, o incluso mirando al resto del comedor, aprovecha de entretenerte mirando a la gente y qué weás diferentes tienen respecto a lo que ves en tu casa. Ropa, costumbres, saludos, chistes. Invéntales una historia, y aprovecha de aprender de otra gente, que al final viajar es pa eso.
    No descartes twittear cualquier weá rara que veas, o hacer hilos con alguna anécdota en vivo y en directo. En volá te vuelves influencer.

  3. Conoce a la gente de allá

    Ya, si obvio que hablar con extraños puede ser intimidante. Pero en una de esas, te sale mambo. No tiene por qué ser algo del momento, puedes buscar al conocido de alguien, o algún amigo de la familia que esté en destino, o incluso antes de salir, hablar con gente que haya estado allá. Y si todo falla, empieza cada conversación con un “Hola, soy de Chile y estaré acá una semana, ¿tienes alguna recomendación pa esta pobre alma en desgracia?” Tal vez con menos drama, pero es la idea. En mi experiencia, la mitad de los extranjeros encuentran novedoso venir de esta angosta faja de tierra, y siempre terminan preguntándote tonteras sobre lo poco que saben de Chile. La otra mitad ha vacacionado aquí y tirarán un comentario (que puede que usted encuentre imbécil, pero disimule)

  4. Tírate a la piscina y trata de hablar el idioma

    No se te ocurra partir a otro país a ciegas, weona. Un buen viajero, sobre todo si anda solo, debería mínimo familiarizarse con las frases básicas del idioma, aunque sea preguntar dónde está el baño. Va a ser más fácil que preguntar dónde puedes comprar calzones nuevos.
    Incluso si tu pronunciación es como el dick, lo más probable es que aprecien tu esfuerzo. O se rían, y te terminen llevando pa todos lados como la gran gracia. Como sea, te sirve.
    De paso, va una lista de apps pa traducir weás básicas como ‘dónde está el H&M más cercano’:
    iTranslate: el líder de los traductores móviles
    Speak and Translate: te deja traducir desde audio
    Google translate: traduce como el copi, pero puede funcionar en un aprieto

  5. Bota el mapa.

    OK. Admito que no estoy 100% de acuerdo con esto, cuando llegué a Washington DC por segunda vez, me compré un mapa oficial con la cara de Obama, que me ayudó a ubicarme porque soy super despistá, y me pierdo como Ryoga. Hay que llevar algún tipo de mapa o indicación, sobre todo si vas a un lugar en especial. PERO lo que hay que ‘botar’ es el GPS. Ni un brillo andar mirando el puntito de mierda por las calles de París, y perderse París. No digo que le saques la batería al iPhone, pero no sé, guárdalo en el bolsillo, y tómate la tarde pa conocer el lugar, de repente descubres cosas que no estaban en Google.

  6. Seguridad ante todo

    …Lo anterior no significa ‘métete a un callejón oscuro, qué es lo peor que puede pasar’. Prever que algo puede salir mal no te convierte en un fome ql, solo te hace alguien preparado. Toma todas las precauciones del planeta: avisa dónde vay a estar con familia/amigos, contáctate con tu gente de vez en cuando pa que sepan que estay vivo y que cancelen la búsqueda en Interpol, diles más o menos el itinerario pa que cachen. Guarda bien el pasaporte, porque si esa weá se pierde, ahí sí que cagaste. No lo andes trayendo, si puedes evitarlo, pero si no confías en tu alojamiento, llévalo contigo en el lugar más seguro posible (en tu poto, si es necesario)
    Y es hora de confiar en tu instinto; si una persona o un lugar te da mala vibra, huye. Protegerte es más importante que la aventura, tú eres tu prioridad número uno (de paso, pucha que es rico cuando te das cuenta que resolviste una crisis o evitaste una como el adulto que en tu casa no eres)
    Una vez -siguiendo el puto mapa de Obama- me fui a meter al Barrio Chino, porque quería conocer uno. Al poco andar me di cuenta que la weá era shady af, y peligrosita, así que guardé la cámara, empecé a caminar más rápido (camina rápido, pero no corras), ignoré a todo el mundo, me hice la gil y aceleré hasta salir de ahí completamente. Mi instinto femenino-ya-vine-estúpidas me lo dijo.
    Un consejo que me dio una amiga muy bacán, por si andan solas: ni por si acaso anuncien al mundo que están solas y lejos de casa. Siempre que alguien les pregunte, digan que andan con amigas o en un grupo y que están cerca. Protéjanse ante todo, cabras. Es una lata tener que cuidarse extra porque erí mujer, pero prefiero mil veces tomarme esa lata, a lamentar consecuencias. Escuchen a su instinto.

  7. Sé egoísta

    La belleza de viajar solo es que no tienes que llegar a puntos medios, o conceder weás que no quieres. Acá vas a hacer lo que a ti te tinca, pasar el tiempo como tú quieras, ir a lo que a ti te llame la atención, sin que nadie te juzgue lastimeramente. Es más, si te da el cuero, mete dentro del viaje alguna experiencia de lujo, como un día en un spa, o una noche en un hotel con da rial estrellas. Nadie te va a decir que estai gastando la plata en weás, excepto tu voz interna, la cual siempre puedes mandar a la mierda.

  8. Contrata un tour

    Hay tours de todo tipo hoy en día: naturaleza, arte, arquitectura, caballitos, cementerios, buceo, viñas, etc. Si encuentras que de repente necesitas estructura o no eres muy bueno haciendo las cosas por ti mismo, contrata tours pa todo el viaje. Así dejas la pega en manos de expertos, mientras te dejas llevar. Hoy ya no te miran feo si vay solo. Si de verdad no cachai ná, consulta con un agente de viajes, que te puede orientar.

  9. Ten un diario de viaje

    Esta era de mis weás favoritas cuando viajaba sola, cada vez me compraba una croquera o una libreta, y la usaba como registro diario y lugar oficial pa guardar weás random. Al final de cada día, escribía lo ocurrido, llenaba de dibujos de las experiencias del día, y metía en cada página boletos de cine, folletería, servilletas con logo, o cualquier recuerdo del día, a modo de scrapbook charcha. Escribía todo lo que me pasaba, cosas que sentía, anécdotas, hasta canciones que escuchaba, con las cuales después me armaba un playlist del viaje. Es impresionante cómo asocias un sonido o un dibujo, con un recuerdo específico. Después gozaba ene re-leyendo y reviviendo los recuerdos.

  10. Anda al teatro

    Otra cosa que recomiendo hacer afuera es ir a alguna obra o incluso al cine, y sacarse la onda de que es mal visto ir solo. Allá no te conoce nadie, así que voh dale. Desde un festival de música hasta una película en otro idioma, todo vale. Solo no hagan como mi papá que iba a TODAS las películas que daban en California porque se aburría, y fue a ver solito la película de Lizzie Maguire porque no cachaba ni qué era. Estoy segura que los padres de las niñitas que estaban ahí se sintieron super seguros y si no llamaron a los pacos fue milagro.
    Yo fui ene al cine, pero lo que más me quedó en la memoria fue ver el musical de Mamma Mia, y ver a las viejas que se paraban al final a bailar, porque era como la reacción que el público tenía. Casi lo hice también, pero me acordé que tengo un mínimo de dignidad y que soy chilena fome culiá.

  11. Ándate de shopping

    Acá tienes chipe libre hasta que te dé el bolsillo, y puedes entrar a la tienda que se te cante la raja, y pasar toda la tarde ahí si quieres, sin que nadie te wevee porque te vas a perder de algo. No va a haber tampoco nadie con cara larga en un banquito esperando a que termines de probarte media tienda. Entabla conversa con los vendedores, incluso. Si vai a USA o destinos lejanos, aprovecha el largo vuelo pa sacarle datos a los sobrecargos, porque siempre tienen mano de alguna tienda (aparte que se saben todas las respuestas a los jueguitos que hay en cada asiento). Y cuando retornes como diva a Chile y uses triunfalmente ese accesorio nuevo, y alguien te diga algo, te vas a acordar de tu viaje y lo chancho que lo pasaste, porque no había nadie con cara de orto que te dijera que estabas gastando mucha plata.

  12. Manda postales

    Si la soledad te está pasando la cuenta y te fuiste lejos y por bastante tiempo como para que Correos de Chile alcance a entregar tu carta, manda postales a tus amigos, contándoles weás graciosas que hayas visto. Ojo con los tiempos, porque una vez yo llegué antes que mi postal y fue como super rancio.

  13. Trae un libro o un mp3

    En algún punto vas a querer descansar o vas a tener que hacer hora sin tener con quién conversar. Es el momento de ponerte al día con tu lectura y comprar de salida el libro que no tenías excusa pa comprar, o mandarte toda la discografía de Juan Gabriel en el iPod. Va a ser super útil, sobre todo en el aeropuerto o el avión mismo. Los audífonos gigantes son clave para que el wn de al lado no te empiece a hablar. El lagi que se sienta al lado tuyo en el avión NUNCA es interesante.

  14. Encuéntrate

    Salvo que hayas llenado el viaje de activiades onda 100%, en algún momento vas a pasar un rato con nadie más que tu propia mente; y tu mente empacó sus propias maletas, y se trajo ene rollos. Aprovecha el periplo pa autoanalizarte y usa el viaje pa sanar cualquier traba mental que andes trayendo.

Viajar sirve pa descubrir un destino, pero también para descubrirte a ti mismo. A riesgo de ponerme new age, voy a decir solamente que aunque seas una persona independiente en la vida diaria, igual estás en tu zona de comfort. Viajar ayuda a salir de esa zona, y descubrir de verdad de qué eres capaz y qué tan diferente puedes llegar a ser. No dejes ir esa oportunidad.

 

 

 

 

 

 

8 comentarios sobre “Consejos pa viajar solo

  1. Ahora me salio la opción de pegarme cierto viajecin gigante *cough shinolandia cough* solita (porque mas vale sola que mal acompañada xD) y pondre en práctica todos tus consejitos ❤️

    Le gusta a 1 persona

  2. Lejos es de las mejores experiencias de la vida y si bien hasta la mascota te alega por el “oyeee, pero sola noooo”, filo…100% verdad todo el asunto que UNA decide que hace o no sin preguntarle a nadie y uta que es bakan, yo soy super buena para caminar y adoro recorrer y recorrer quedando toda babosa con lo que una se encuentra tanto de arquitectura como la gente. Ojala todos se dieran ese gusto 1 vez en la vida para conectarse con si mismos.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s