El #VacationShame

Ahora que me voy luego de vacacas (o sea, como en tres semanas más, pero aseguro que es lo único que estará en mi mente 24/7 hasta que pase), quiero comentar este temita que se ha estado empezando a observar y que yo misma he vivido. Es muy humans of late capitalism, pero por lo mismo, hay que ponerle ojo.

El tema es que hay ene empleados en el mundo que están teniendo que rescindir sus días de vacaciones, porque los empleadores les hacen #VacationShaming. O sea, los tratan como la pichula y los hacen sentir culpables por tomar las vacaciones QUE LES CORRESPONDEN.

En USA solamente, un 25% de empleados millennials contaron que se sentían nerviosos cuando se trataba de pedir tiempo fuera en sus pegas. No solo eso, el sentimiento abundante es de culpa, miedo y hasta vergüenza. Así como que fuera algo malo, y no LO QUE CORRESPONDE, POR LA CHUCHAAAAAA.
Ha llegado al punto de que simplemente no usan esos días, porque pa qué po. Pa pasarla mal en la pega después? Pa que el jefe te resienta? Pa que te explote más porque te sientes culpable de no haber estado?
En cambio, las generaciones mayores no sucumben ante esa presión psicológica de mierda. Mi papá, típico me dice ‘pero qué chucha, si es tu derecho’.

Por eso, transportémonos a mi propio trabajo:

Cachai que me he visto en la obligación de inventar excusas para tomar un día de mis vacaciones?? Tengo que poner weás onda GRAVES, porque si no, me hacen sentir culpable de que ‘hay tanta pega, y tú tomándote el día’? Cosa de ver cuando la ejecutiva -quien no está ni ahí con lo que piensen, la amo, quiero ser como ella- se toma el día a último minuto, la pelan más que la shusha, con los otros empleados, como para que ninguno de nosotros haga la misma. Ella, ni ahí, pero nosotros quedamos mal, po.

Ni se imaginen pedir una semana o dos.
He acumulado tantos días legales de vacaciones, que una vez tuve que tomarme tres semanas seguidas -que ojo, también es legal- porque ya era #mucho. Y cachai que un colega me confidenció que mientras no estuve me pelaron por tomarme ‘tantas’ vacaciones? Tantas. Cuando tres semanas es el máximo permitido por ley. Onda full normalizando que las vacaciones debieran ser una semana, dos con cuea. No, po.

harry potter and.png
Mis gfes

Se olvidaron totalmente de esa vez que el mismo colega fue obligado a tomar tres semanas por acumulación y yo tuve que cubrir todo y justo tuvimos dos licitaciones en ese período. Tuve que trabajar de 8 am a 9 pm todos los días y no me dieron ni las gracias. Ah, y después lo pelaron también.

Las vacaciones de ahora me las tomé porque el jefe llegó preguntando si alguien se iba a tomar unos días en verano, y yo aproveché el vuelito, porque si no, nica. Es más, llevaba semanas pensando en tomarme unos días en febrero, pero no lograba juntar el coraje pa mandar el dichoso mail.

Amigos, esto es grave.
Hacerte sentir mal por tomar tus días legales, para que no lo hagas ojalá en todo el año, es otra forma sistemática de abuso. Vamo a tener que empezar a dejar atrás ese sentimiento, ser más como la ejecutiva que les mencioné (pongámosle Karen) y empezar a pasarnos por la raja la culpa, y todos esos sentimientos negativos que nos están tratando de chantar encima por ocupar nuestro derecho. No es posible que yo me muera de miedo antes de hacer click en Send a ese mail pidiendo el día, para poder pasarlo con el pololo, salir a desayunar, dormir hasta tarde, hacer esas cosas que nos hacen sentir bien y nos sacan de esta rutina de mierda. No es posible que cada vez laburar signifique más ‘ser esclavo de una empresa’. Cada vez debiéramos trabajar menos, no más.
No es posible que haya básicamente un maltrato, una manipulación psicológica por hacer lo que corresponde, que nos hagan empezar a pensar que vacacionar es poco menos que un ilícito, un vicio, un signo de flojera.

A la chucha el pelambre, la culpa, los sentimientos cochinos cobrados. Seamos más como Karen.

Cuéntenme sus situaciones personales! Quiero saber que no estoy solita en esta weá.

2 comentarios sobre “El #VacationShame

  1. Te entiendo a la perfección, peroooo de a poco estoy tratando de dejar ese cochino sentimiento de culpa atrás, soy funcionaria pública, pero como mi sentido de vocación está tan arriba que el promedio me culpo sola si falto un día, pero noooo po, una está en TODO su derecho de tomarse los días que POR Ley son nuestros y mal que mal para eso se ha luchado tanto, nos llenamos la boca con la lucha social y justamente ESTO es uno de los frutos, nuestro tiempo de descanso debe ser sagrado importando copi el resto porque al final no van a ser ellos quienes nos paguen los remedios o el doctor por la fatiga o estrés de pega.

    Le gusta a 1 persona

    1. Yo todavía estoy en la auto culpa, ufff, me siento irresponsable si falto un día. Es duro trabajar en eso, pero tb opino que las jefaturas no deberían poner trabas. Mucha de esa culpa surge del ambiente laboral en sí, más que de uno 😦

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s