Ser “la otra”

Cuando yo pesaba 20 kilos menos (aprox...) y era una rubia platina de pelo liso, falda corta y las mismas boobies de hoy, los hombres llegaban solos. Me pedían o me daban sus teléfonos, me agregaban a face, me mandaban chats random. Si me conocían de un evento, me hablaban después de la nada. Te … Continúa leyendo Ser “la otra”